Notice: WP_Scripts::localize ha sido llamada de forma incorrecta. El parámetro $l10n debe ser un array. Para pasar datos arbitrarios a los scripts, usa en su lugar la función wp_add_inline_script(). Por favor, visita Depuración en WordPress para más información. (Este mensaje fue añadido en la versión 5.7.0). in /var/www/www.yucatan.com.mx/wp-includes/functions.php on line 5313
in ,

Comercios con solera

quarum unam incolunt Belgae

Vecinos de una ciudad en blanco y negro que estrenaba el siglo XX con sueños de progreso y bienestar, los negocios más antiguos de Mérida se han convertido en lugares imprescindibles de nuestra historia.

Testigos de transformaciones sociales, políticas y culturales, los comercios centenarios ejercen una fascinación especial. Nos remiten a tiempos remotos, mantienen vivas las tradiciones generación tras generación y nos regalan recuerdos de la sociedad de nuestros bisabuelos, totalmente distinta a la de hoy.

Esas empresas, que respondieron al espíritu de un tiempo, no sólo marcaron un camino en la historia comercial de la ciudad, sino que dejaron a la luz el espíritu emprendedor de quienes llevaron adelante esos proyectos.

Han logrado afrontar durante más de un siglo el paso del tiempo, los vaivenes de modas, costumbres y tendencias, manteniendo el espíritu de su fundador y regidos por familias en las que ya trabaja la cuarta o quinta generación.

En la entrega pasada hablamos de algunos de esos comercios con solera, estos son otros cuatro:

El Gran Hotel, símbolo del esplendor de una época

1901

Su nombre lo dice todo. Producto del auge que comenzó a cobrar la ciudad en los albores del siglo XX, El Gran Hotel abrió sus puertas en 1901 para brindar a los visitantes que comenzaron a llegar de todos los lugares del mundo las mismas comodidades y lujos que ofrecían los mejores establecimientos de hospedaje del país.

Símbolo de una época optimista respecto al porvenir, su bello edificio de sobrio estilo francés neoclásico fue el primero construido en la península para servir expresamente de hotel.

Más de un siglo después, elegantemente restaurado, conserva su antiguo encanto, gran parte del mobiliario y características originales, aunque ha sido renovado para proporcionar un nivel de confort moderno.

El Gran Hotel, testimonio del esplendor de la “Belle Époque” mexicana, es una de las joyas del patrimonio histórico de la ciudad.

Una dulce tradición meridana: Dulcería y Sorbetería Colón

1907

Las altas temperaturas del solar yucateco dieron al comerciante español Vicente Rodríguez y Peláez la idea de abrir una sorbetería en uno de los puntos más concurridos de Mérida a comienzos del siglo pasado.

Rodríguez, quien venía de La Habana -donde trabajó en el área de repostería del hotel Inglaterra-, se asoció en 1907 con su amigo Felipe Sánchez para inaugurar en los portales de la Plaza Grande la dulcería y sorbetería El Colón, convertida hoy en una de las más dulces tradiciones de Yucatán.

Disfrutar “un sorbete o un dulce de Colón” pasó a formar parte del obligado paseo vespertino de los meridanos y un siglo más tarde es uno de los símbolos que acreditan la visita de presidentes, ministros y turistas nacionales y extranjeros a Yucatán.

La oportunidad de recordar a la Mérida antigua es un buen pretexto para llegar a la Sorbetería Colón y disfrutar de sus especialidades, que se siguen elaborando con las recetas originales y con ingredientes naturales. De ahí el sabor único de sus sorbetes y sus champolas de fruta y sus dulces de nombres suaves como el pionono de yema, choux, corbata, zapato, bororo… y muchos otros.

En sus más de 100 años de vida, el negocio ha estado en manos de la misma familia: después de su fundador, la atendió el Sr. Ramiro Martínez Peláez; luego, el Sr. Manuel Rodríguez Martínez, y actualmente la dirige el Sr. Ramiro Rodríguez Jorge.

Cinema Rex, el último de los cines barrio de Mérida

1915

Foto: Megamedia

Notálgico sobreviviente de los populosos cines de barrio que abundaban en la ciudad hasta después de la mitad del siglo pasado, el cinema Rex forma parte de la vida y los recuerdos de los habitantes de Santiago desde hace más de 100 años.

Se inauguró el 22 de septiembre de 1915 como Teatro Apolo, propiedad de la empresa “Juan Gálvez Torres y Cía.”. Además de exhibir películas, la sala ofrecía espectáculos de zarzuelas, operetas —se presentaron allí las compañías más famosas del país, como la de Joaquín Pardavé— y teatro regional.

Foto: Megamedia

Su fachada llamaba mucho la atención porque el acceso era la boca enorme de un hombre, que parecía tragarse al público que ingresaba a la sala. En 1922 pasó a llamarse cine Rívoli y años más tarde Rex, nombre con el que se convirtió en uno de los cinemas más populares de la ciudad y con el que funciona hasta la fecha.

En 1998 el antiguo recinto fue modernizado. Se dividió en dos cómodas salas con capacidad para 300 espectadores cada una y adquirió su actual apariencia.

Casa Huacho Martín mantiene vivo el espíritu de su fundador

1922

Foto: Megamedia

Corría el año de 1922 cuando Joaquín Martín Bolio, joven de 21 años con enormes deseos de superación, se propuso probar suerte como comerciante. Sin pensarlo mucho, comenzó a vender en una carreta frutas y jabones.

Poco tiempo después trabó amistad con el señor Nicolás Lamk, comerciante e importador, quien le vendió un lote de encajes y cierres. Con ello, Joaquín dio un giro a su negocio y comenzó una nueva etapa en su vida: adquirió un modesto puesto de madera, al que le adaptó ruedas, puertas y ventanas desplegables, con el que se instaló en la calle 65, al comienzo del Portal de Granos, a las puertas del Banco de Campeche.

Estuvo en ese puesto durante varios años. Con la ayuda de su esposa, Julia Jacobo Seba, y de sus hijos que iban creciendo, abrió en 1944 la primera tienda “Huacho Martín”, en la calle 58, entre 63 y 65, donde paulatinamente fue aumentando el surtido de mercancías a vender, como artículos para bebés, mercería, lencería entre otros. Pese al éxito de esta tienda, D. Joaquín continuó vendiendo en su puesto de madera hasta que en 1955 el gobierno de la ciudad mandó despejar el área.

Hoy en día, los descendientes de D. Joaquín y Da. Julia continúan haciendo honor al buen nombre del fundador y siguen ofreciendo lo mejor en mercería, manualidades, avíos para costuras en su tradicional tienda del centro y sus más de 10 sucursales ubicadas en diversos puntos de la ciudad.


Notice: Undefined offset: 0 in /var/www/www.yucatan.com.mx/wp-content/themes/bimber-child/template-parts/content-single-classic-v2.php on line 194

Notice: Trying to get property 'slug' of non-object in /var/www/www.yucatan.com.mx/wp-content/themes/bimber-child/template-parts/content-single-classic-v2.php on line 194

Notice: Trying to get property 'slug' of non-object in /var/www/www.yucatan.com.mx/wp-content/themes/bimber-child/template-parts/content-single-classic-v2.php on line 197

Notice: Trying to get property 'term_id' of non-object in /var/www/www.yucatan.com.mx/wp-content/themes/bimber-child/template-parts/content-single-classic-v2.php on line 198

Notice: Trying to get property 'term_id' of non-object in /var/www/www.yucatan.com.mx/wp-content/themes/bimber-child/template-parts/content-single-classic-v2.php on line 199

Notice: Trying to get property 'term_id' of non-object in /var/www/www.yucatan.com.mx/wp-content/themes/bimber-child/template-parts/content-single-classic-v2.php on line 200

Notice: Trying to get property 'term_id' of non-object in /var/www/www.yucatan.com.mx/wp-content/themes/bimber-child/template-parts/content-single-classic-v2.php on line 201

Notice: Trying to get property 'term_id' of non-object in /var/www/www.yucatan.com.mx/wp-content/themes/bimber-child/template-parts/content-single-classic-v2.php on line 202

Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /var/www/www.yucatan.com.mx/wp-content/themes/bimber-child/template-parts/content-single-classic-v2.php on line 203

Mauricio Vila: No se vayan con la finta por estar vacunados

Las escuelas aún no están listas para regresar a clases, afirman directores