in

Caminata espacial rusa

Los cosmonautas rusos Oleg Novitski y Piotr Dubrov que concluyeron ayer una caminata espacial en la Estación Espacial Internacional

Estuvieron en el espacio abierto más de 7 horas

MOSCÚ (EFE).— Los cosmonautas rusos Oleg Novitski y Piotr Dubrov concluyeron ayer una caminata espacial que tuvo como objetivo la realización de trabajos para la llegada del módulo multiusos Naúka, entre otras tareas.

“La caminata espacial concluyó, los cosmonautas Oleg Novitski y Piotr Dubrov se recuperan a bordo de la Estación Espacial Internacional. La salida al espacio abierto duró 7 horas y 19 minutos”, informó la agencia espacial rusa, Roscosmos, en su canal de Telegram.

La misión de los cosmonautas en el espacio exterior comenzó a las 08:56 horas de Moscú, cuando abrieron la escotilla del pequeño módulo de investigación Poisk, 16 minutos después de lo previsto, y el primero en abandonar el módulo Poisk fue Dubrov.

A las 16:15 horas de Moscú los cosmonautas retornaron a la estación, tras concluir las tareas previstas pese a la demora inicial.

La caminata espacial fue transmitida en directo por la web de Roscomos.

Durante su salida al espacio exterior, Novitski y Dubrov sustituyeron un panel extraíble del regulador de flujo de líquidos del módulo Zaria, instalaron equipos para experimentos científicos espaciales en la superficie exterior del Poisk, y conectaron antenas del sistema Kurs para el acoplamiento del nuevo módulo Naúka.

Primera de tres

La caminata de ayer fue la primera de las tres que efectuarán los tripulantes rusos de la Estación Espacial Internacional.

Las otras dos salidas al espacio exterior están programadas para septiembre y se centrarán en la colocación de cables entre los módulos Zvezda y Naúka.

El pasado 18 de marzo Rusia conmemoró el 56 aniversario de la primera caminata espacial, realizada por el cosmonauta soviético Alexéi Leónov.

Hasta ahora, el récord de las salidas al espacio exterior le pertenece al ruso Anatoli Solovióv, quien efectuó 16 caminatas con una duración total de 82 horas.

Naúka

La historia del Naúka comenzó en 1995, pero desde entonces el proyecto fue revisado en numerosas ocasiones.

El módulo está destinado a trabajos científicos, el almacenamiento de carga, el acoplamiento de naves y de módulos de investigación, así como a la transferencia de combustible entre aparatos espaciales.

Su lanzamiento a la EEI, tras varios aplazamientos, fue fijado para el 15 de julio. El acoplamiento del Naúka con la plataforma orbital se espera para el 23 de julio.

Naúka se convertirá de esa forma en el módulo número 17 de la plataforma orbital y permitirá a los cosmonautas a realizar muchas tareas en el espacio exterior sin abandonar la EEI.

México, “en paz y tranquilo”, dice AMLO

Cartón de Tony: Apagones en el horizonte