in

Tunkul Político: ”Zafarrancho en el Trife”

Tunkul Político
Tunkul Político

Por Sac-Nicté

Seleccione para escuchar: Tunkul Político: ”Zafarrancho en el Trife”

¡Hola amables lectores! Tremenda semana la que terminamos. Los Tunkules Amigos han pasado del estupor que los dejó mudos, al envío desesperado de mensajes comentando los aconteceres, por lo que sin más preámbulos pasamos de una buena vez ¡A darle!

El Tunkul Nacional estuvo bien movido, pues el zafarrancho que tuvo lugar nada más y nada menos que en el seno del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación –denominado popularmente como TRIFE- estuvo durísimo, ya que a pocos días de que concluya oficialmente el proceso electoral 2021 y con un titipuchal de impugnaciones, quejas, denuncias, similares y conexos por dictaminar, la mayoría de magistrados que lo integran decidieron destituir a quien fungía como presidente y nombrar otro.

El destituido se puso bravo, se inconformó, salieron acusaciones cruzadas, entró de mediadora la Suprema Corte de Justicia, con lo que al parecer mediante quien sabe qué tipo de acuerdos, el destituido presente renunció y se nombró a otro como interino para concluir el proceso, así que a ver cómo termina el lío. Imagínese como está la polarización política y el choque de intereses, para que en el máximo organismo electoral del país, pasen ese tipo de cosas. ¡Pa´su mecha!

Pasando a los asuntos del x´tokoy solar, todos los Tunkules Amigos se manifestaron más que preocupados por lo enrarecido, caldeado, sospechoso y tremebundo que está el ambiente sanitario, económico, político y social, así como el de la tan presumida seguridad en nuestra entidad.  

Para empezar, durante los pasados 15 días, el coronabicho tuvo un crecimiento imparable en el número de contagios, hospitalizaciones y lamentables fallecimientos. Los daños reportados por la numerología oficial que nos cuentan diariamente, al parecer  ya va a la baja –según nos dicen- por lo que ya hasta volveremos al color amarillo en el semáforo sanitario. ¡Qué tal!

Luego llegó una penosa actuación del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción, al emitir opinión pública en voz de quien lo preside, sobre el caso del acuerdo comercial existente entre la empresa Bomssa, el SNTE y la SEGEY, cuyo recién nombrado titular, es curiosamente el dueño de la mencionada empresa.

Primero sale el dizque representante de la sociedad en el combate a la corrupción, con un auténtico galimatías sobre el caso: que pudiera ser que se configure un posible conflicto de intereses, pero que no, porque el convenio se firmó antes de que fuera nombrado funcionario, que no veía intención de querer tener beneficios por el cargo, que menos controlar a los maestros por medio de  créditos,  que habría que ver, que es ganancia para los trabajadores, que quizá, pero quien sabe.

Pero ni tardo ni perezoso -a lo mejor después de un posible jalón de orejas, según los mal pensados- al día siguiente salió a decir que nada qué ver, que ni un conflicto de interés, que antes de tomar posesión del cargo, se firmó la cancelación anticipada del convenio entre la empresa y la SEGEY, que todo estaba limpio, transparente y sin ningún viso de corrupción. Chíspales, parece que el declarante se convirtió en prácticamente todo en uno: fiscal, investigador y hasta juez para emitir fallos absolutorios. Eso sí, ya no mencionó nada del SNTE, a lo mejor porque la publicidad con logotipo del SNTE sobre las ofertas de esa empresa para los “amigos profesores”, sigue saliendo a todo color. ¡Cosas veredes mío Cid!

¡Ah! pero el movimiento telúrico se volvió trepidatorio cuando salió a la luz pública el triste y lamentable presunto asesinato de un joven, perpetrado en la ciudad de Mérida. Las declaraciones públicas manifiestan que la denuncia interpuesta por el joven antes de fallecer, acompañado de su madre, acusa detención ilegal y arbitraria, tortura y violación realizadas por elementos policiacos de la corporación municipal.

La gravedad del caso presentado, se convirtió en nota de todos los medios estatales y  publicaciones en redes sociales, rebasó las fronteras de la entidad y llegó a un buen número de medios nacionales, todo ello después de que pasaron 15 largos días de las fechas de los acontecimientos.

La opacidad, la secrecía, la simulación, la negligencia, la omisión, los silencios cómplices, se han puesto de manifiesto en las diferentes aristas que se van presentando al paso de los días. Cuatro policías municipales detenidos, protestas a las puertas de los dos palacios, promesas de que se hará justicia y se cumplirá la ley, linchamiento mediático y digital, un ChiquiAlcalde acorralado concertando entrevistas con medios electrónicos nacionales, un ChiquiGóber pretendiendo erigirse en guardián justiciero, especulaciones sobre confrontaciones y trampas políticas, rumores sobre la posibilidad de que se ofrenden chivos expiatorios para cerrar el caso, pero sobre todo, el profundo  dolor de una madre y la joven vida segada, una vida que contaba tan solo con 23 años, exactamente los mismos que tenía el policía estatal que fue ejecutado hace pocas semanas, son apenas algunos de los temas que seguirán dando mucho, muchísimo de que hablar y qué reflexionar. Los Tunkules se mantendrán pendientes. Se nos acabó el espacio, así que aquí tenemos que pararle. Cuídese mucho, manténgase pendiente de los acontecimientos y por favor no olvide que ¡Nos leemos a la próxima! Mérida, Yucatán, a 13 de agosto de 2021.

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

Ojo de Tinta

Ojo de Tinta: ”La Historia los Gansolverá”

Britney Sepears: es tendencia la renuncia de la tutela legal de su padre