in ,

Aficionados de los Leones, enfurecidos por la derrota

Los aficionados yucatecos hicieron importantes entradas en el Parque Kukulcán

Muchos refunfuñando porque no aceptaban la dimensión de lo que los Leones, el mayor representante que tiene el deporte yucateco, llegaba a un Juego 7 para dirimir al monarca de la Liga Mexicana cuando tuvieron todo para coronarse.

Pero miles de aficionados yucatecos, en su tierra o en otros rincones del planeta, mostraron algo que hace especial al béisbol en la entidad: unión.

Durante más de una semana les seguimos la huella a los reyes de la selva en esta Serie de Rey y lo que pudimos ver es que la química que hay entre los selváticos y los aficionados es algo especial. En Yucatán y a miles de kilómetros de distancia.

Cuando cayó el último out de la Serie del Rey, los seguidores de los Leones no esperaron nada para mandar su mensaje de enojo, mientras otros pacientes arropaban a las fieras pensando en la esencia del deporte.

Entre aficionados y fanáticos se pudo ver las diferencias. Los primeros hablando del béisbol y sus argumentos; los segundos, con su ira, llamándoles a los Leones vendidos, expresando que todo fue parte de un negocio en el que el dinero manda.

Quizá pueda ser, además de perder, lo que más pueda doler a los Leones tras esta debacle monumental: que el público que les sigue haya puesto en tela de duda la integridad del equipo.

Desde que perdieron el Juego 4 en Mérida, cuando en teoría se iban a coronar esa noche, la percepción de los aficionados cambió, de la misma forma en que los Toros cambiaron su chip para meterse a otro béisbol que, a final de cuentas, los llevó al trono.

Los Leones dejaron de ser lo que fueron en los primeros tres duelos. Y de ahí se las gastan sus fanáticos, no sus aficionados, para señalarlos como un equipo vendido.

Esa especulación de “juego vendido” caló hondo. Nadie con propiedad para hablar de ello y las redes sociales lo permiten hoy en día sin que pueda evitarse.

Las redes sociales no les perdonaron nada. Facebook, Twitter, Instagram y en los mensajes de grupos de WhatsApp les tundieron a los Leones.

Otros, desde su misma trinchera, les dieron su respaldo, alegando el derecho que tienen los equipos bien armados para ganar una batalla de este nivel, como en todos los deportes.

Pero será difícil sacar de sus casillas a ambos sectores. Lo que pesará será el recuerdo de haber perdido una Serie del Rey que se esperaba ganar.

Incluso llovió fenomenal sobre los dos principales funcionarios públicos de Yucatán: el gobernador Mauricio Vila Dosal y el alcalde de Mérida Renán Barrera Concha. A cada comentario que publicaban sobre los Leones, era mazazo seguro, cualquiera que sea el motivo. Las redes no fallan.— Gaspar Silveira

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

Un sexagenario mató de un escopetazo a su sobrino en Tekit

Apagón de 8 horas en 16 municipios